HISTORIA

Nuestra historia se remonta al año 1941, cuando se adquirió un solar en el Passeig de n'Ernest Mestre, 34. Convertido este espacio en una pequeña edificación tipo almacén, empezaron a serrarse piezas de marés y a comercializarse otros materiales de construcción con el nombre de FRANCISCO GRIMALT, el fundador de la empresa.

Poco tiempo después, sus hijos, Francisco, Toni y Juan Grimalt, adquirieron el solar de Joan Alcover, 27, y se inició la producción propia de vigas y bovedillas. Pronto la maquinaria se instaló en el camino de Son Negre, ya que el espacio se quedó pequeño. La técnica iba avanzando rápidamente, y la producción era cada vez mayor, por lo que se adquirió el terreno en Es Collet, donde se centralizó toda la fabricación. Allí se instaló la primera ponedora italiana manual, que con el tiempo fue sustituida por máquinas automáticas que fueron pioneras en nuestro país, y también se modernizaron las máquinas para la fabricación de vigas. El espacio de Joan Alcover se convirtió en almacén y oficinas, y el de Passeig n'Ernest Mestre, en una exposición de pavimentos y revestimientos de cerámica.

Actualmente, con el nombre de GRIMALT, y bajo la dirección de la tercera y la cuarta generación, la superficie total de la empresa se distribuye de la siguiente manera: La fábrica consta de 80.000 m², de los cuales 10.000 m² están edificados. El almacén y las oficinas cuentan con 3.000 m², y la exposición de pavimentos y revestimientos de cerámica, con 700 m².


Reseñas de Google

¡Gracias!

Catalina G.

Particular

”Excelente almacén con gran variedad de productos. Sus materiales de construcción son perfectos.
Trato muy amable y de confianza.“

Jaume R.

Particular

”Muy buena atención. De toda la vida.“

Miquel A.

Particular

”Buenos productos y buena empatía en los servicios.“

Rosellina B.

Director / Empresa

”El personal es muy servicial. Además, puedes encontrar casi todo lo relacionado con el mundo de la construcción.“